MESSERSCHMITT BF 109 EL CAZA POR EXCELENCIA DE LA LUFTWAFFE

MESSERSCHMITT BF 109 EL CAZA POR EXCELENCIA DE LA LUFTWAFFE

Autor del Artículo: José Torres

Después de dar por terminada la primera guerra mundial, quedo evidente la importancia de las fuerzas aéreas en el campo táctico, cada uno de los ejércitos enfrentados se adaptó a las cualidades del dominio del cielo para sus fines estratégicos, usando las ventajas que les proporcionaba esta arma para el bombardeo, observación del territorio y ataques conjuntos con las fuerzas terrestres. Esto obligo a la utilización de cazas que sirvieran de escolta a los bombarderos, y para las distintas misiones de interceptación a objetivos. Los duelos entre estos cazas con la aviación enemiga requerían una gran destreza y el manejo experto del avión, cosa que no se llegaba a alcanzar, ya que la vida de un piloto en muchas ocasiones no pasaba de su primer enfrentamiento. Sin embargo muchos ser convirtieron en pilotos legendarios, como el alemán von Richthofen “El Barón Rojo”.

Este periodo de guerra se destacó por el cruento estado de trinchera, que llevaba al límite la resistencia mental y física a los soldados estancados en las fangosas zanjas que en la mayoría de los casos se convirtieron en su tumba. Sin embargo en los cielos se libraba otra guerra diferente, donde los derribos de aviones proporcionaban gloria y fama a sus pilotos, y la caballerosidad formaban parte del espíritu de combate.

No obstante la aviación jugaría un papel mucho más importante en la segunda guerra mundial, con el desarrollo de aviones mucho más técnicos y con armamentos más eficaces, se convirtieron en elementos determinantes en la guerra. El ejército alemán desarrollo un estilo de guerra llamado Blitzkrieg (guerra relámpago) ya utilizado en la gran guerra, donde las diferentes unidades de combate maniobraban conjuntamente de la manera más rápida y eficaz posible, y donde la aviación jugaría un papel determínate.

El Messerschmitt Bf 109 fue el caza de combate por excelencia de la aviación alemana en la segunda guerra mundial, este caza de combate probó su valía por primera vez en la guerra civil española como arma experimental y sus resultados fueron excelentes, además de esto se pudieron desarrollar distintas versiones más eficaces, que más tarde se trasladaron a los cielos de Europa, con nuevas variantes que no fueron siempre acertadas.

Este caza estuvo presente en todos los teatros de operaciones durante la WWII, lo que obligo a sus técnicos a modificar los aspectos del motor, armamento,  y estabilidad del avión para estar a la altura del desarrollo de los cazas enemigos, como cabría de esperar el Messerschmitt Bf 109 se quedó obsoleto frente a los aparatos enemigos, dotados de motores más potentes, blindaje más impenetrables y armamento más poderoso, lo que dejo al Messerschmitt en muchas ocasiones incapaz de hacer frente a los nuevos modelos enemigos.

Sin duda este caza combate tuvo su momento de gloria, su velocidad, versatilidad, y maniobrabilidad, le dieron los aspectos necesarios para convertirse en  el caza de combate por excelencia, muchos de sus pilotos fueron los más destacados de la WWII alcanzando los mayores derribos, admirados y temidos por sus enemigos se convirtieron en los mayores ases de la historia.

Como hemos comentado anteriormente el Messerschmitt Bf 109 tuvo que ir modificándose para hacer frentes a distintos retos que se planteaban. El primero de ellos era la escasa autonomía de la que se servía este caza alemán, el servicio de escolta a los bombarderos era nefasta, no pudiendo realizar estas misiones al completo por su corta capacidad de combustible, lo que dejaba a los bombarderos a su suerte en la misiones de grandes distancias. Este problema se subsano en las distintas versiones del caza, no siempre favoreciendo a otros aspectos del avión.

Causa de las modificaciones del Me 109, también fueron por la necesidad de estar a la altura del cambio que estaba teniendo los cazas aliados. El Messerschmitt Bf 109 al comienzo de la guerra dominaba los cielos, solo el Spitfire era rival para el caza alemán, pero con el transcurso del conflicto los cazas aliados también  fueron modificándose y nuevos aparatos surcaban los cielos con unas prestaciones superiores a la del Me 109.

En definitiva, el Messerschmitt Bf 109 fue el caza por excelencia no solo para la Luftwaffe que fue quien desarrollo este avión, sino que también sus enemigos  lo veían como un contrario tecnológicamente superior y mortífero en manos de pilotos expertos. Aunque se fue modificando según avanzo la guerra, se quedó obsoleto ante el avance de nuevos prototipos por parte de bando aliado.

Un caza que paso a la historia por su innovación y sus pilotos legendarios…

Aquí se muestra las especificaciones técnicas del Messerschmitt Bf 109 G-10:

Messerschmitt Bf 109 G-10

Tipo: Caza Monoplaza del tipo interceptación.

Dimensiones: Envergadura: 9,92 m.

Longitud: 9,02 m; altura: 3,40m; superficie alar, 16,05 m2.

Planta Motriz: Un motor Daimler – Benz DB 605D de 12 cilindros en V de 2.000 cv

Prestaciones: Velocidad máxima, 690 Km/h a 7.500 m de altitud; techo de servicio, 11.500 m; radio de acción, 725 Km.

Armamento: 2 Cañones MG 131/13 de 13 mm 1 Cañón MK 108 d 30mm.

(Visited 415 times, 1 visits today)
No votes yet.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »